Contrato de alquiler, todo lo que necesitas saber

contrato de alquiler

El interés y la oferta de pisos en alquiler aumenta progresivamente, y en esta entrada procedemos a desgranar punto por punto un contrato de alquiler básico. Teniendo en cuenta todas las claves a las que hay que prestar atención para llevar una relación contractual inquilino-propietario ajustada a la actual Ley de Arrendamientos Urbanos.

Temporalidad:

El contratos de alquiler se firmará por un primer periodo anual, prorrogable hasta un total de cinco años, no obstante, al respecto ambas partes se reservan el derecho de desistimiento cumpliendo ciertos requisitos:

El propietario, es decir la parte arrendadora, puede resolver de pleno derecho el contrato si se da cualquiera de los siguientes casos:

  1. La falta de pago de la renta o de cantidades asimiladas a la renta como los suministros acordados.
  2. El subarriendo o la cesión total o parcial de su inmueble.
  3. Si el inquilino causa daños de forma dolosa en la finca o la realización de obras no consentidas por el propietario.
  4. Cuando en la vivienda tengan lugar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.
  5. Cuando la vivienda deje de estar destinada a satisfacer la necesidad permanente de vivienda de la parte arrendataria.
  6. Si una vez transcurrido el primer año de duración. La propiedad comunica con dos meses de antelación su necesidad de destinarla a vivienda permanente para sí misma.

La parte arrendataria, en su caso podrá desistir del contrato de arrendamiento, una vez que hayan transcurrido al menos seis meses desde el inicio de este, siempre que se lo comunique al arrendador con una antelación mínima de treinta días. En este caso, el arrendador se reserva el derecho de reclamación de una indemnización por parte del arrendatario equivalente a la parte proporcional de la fianza según el periodo que reste por cumplir.

Puede también rescindir de pleno derecho el contrato de alquiler si el propietario incumpliera por perturbación de hecho o de derecho en la utilización de la vivienda.

En su caso, los inquilinos pueden decidir no renovar el contrato una vez cumplido el primer periodo anual notificando esta voluntad con una antelación mínima de treinta días.

                Renta, fianza y garantías:

La renta será la que libremente estipulen las partes y salvo pacto en contrario, el abono de esta será a lo largo de los primeros siete días del mes.

La renta será actualizada a partir de la finalización de los cinco años de contrato y en sus posteriores prórrogas según el Índice de Precios de Consumo (IPC).

Se estipula obligatorio el depósito de una mensualidad de renta en concepto de fianza legal arrendaticia en el organismo público correspondiente según su Comunidad Autónoma.

Se limita a un máximo de dos mensualidades las posibles garantías adicionales que se le pueden solicitar como depósito a los inquilinos.

                Inventario, conservación y gastos:

La realización, chequeo previo y autentificación del inventario incluido en el alquiler es fundamental. Mobiliario, sanitarios, estado de conservación de la vivienda, etc. Para asegurarnos de ello y como garantía para ambas partes Grupo Desde Zero regala un pen-drive que contiene un inventario fotográfico y toda la documentación del contrato de alquiler digitalizada.

Según lo dispuesto en los artículos del 21 al 26 de la Ley de Arrendamientos Urbanos,la parte arrendadora está obligada a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido. Quedando a cuenta de la parte arrendataria las pequeñas reparaciones que se deban realizar para mantener la vivienda en estado de servir al uso al que se destina.

En el artículo 20 queda fijado que serán de cuenta de la propiedad los gastos de comunidad de vecinos que se giren sobre la vivienda, así como la cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Asumiendo la parte arrendataria el gasto por consumo o ampliación de suministros ya existentes y susceptibles de individualización por medio de aparatos contadores. Asimismo también será a su cuenta la tasa municipal por prestación del servicio de gestión de residuos urbanos en caso de haberla y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Profesionalidad.

Alquilar vivienda es una difícil tarea que implica gran cantidad de papeleo. Grupo Desde Zero  te ayuda con todos los trámites. Ahorra tiempo, dinero y problemas con el servicio profesional totalmente personalizado de nuestra inmobiliaria en Madrid.

 

YOUR COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies