¿Qué es el contrato de arras y para qué sirve?

Hola queridos lectores del blog de Grupo Desde Zero, hoy nos gustaría ayudaros a comprender que estamos firmando, cuando firmamos un contrato de arras. Muchos de nuestros clientes en el día a día nos realizan consultas sobre dicho contrato y para todos ellos y también para vosotros nos hemos propuesto solucionarlas en este nuevo post.

¿Qué es el contrato de arras penitenciales?

Veamos, la descripción corta sobre dicho contrato seria la siguiente el contrato de arras de compraventa es un precontrato entre comprador y vendedor por el cual ambas partes se comprometen a formalizar una futura compraventa, de un bien mueble o inmueble. Mediante este contrato, el comprador entrega una cantidad de dinero en concepto de señal, como garantía de adquirir el bien, en las condiciones en las que se pactan. En otras palabras, se trata de un compromiso con cumplimiento obligado entre vendedor y comprador y sirve para defender los derechos de ambos en caso de incumplimiento. NO es obligatorio realizarlo, pero sí conveniente.

Ahora que ya tenemos claro que es un contrato de arras, debemos dejar claro a nuestros lectores, que un contrato de señal NO es lo mismo que un contrato de arras. Las diferencias son fáciles, la señal seria un documento en el cual el comprador le entrega al vendedor una cuantía de dinero, para reservarse un derecho sobre la transmisión del bien inmueble y en el contrato de arras se estarían pactando todas las condiciones de la futura compraventa de la vivienda. Las cantidades a pagar en cualquiera de los casos son 100% pactables entre ambas partes, aunque suelen estar entre un 5% y un 10% del importe de la transacción.

¿Para que sirve el contrato de arras penitenciales?

Como os indicábamos un poco mas arriba el uso principal de dicho contrato seria pactar y dejar firmadas todas las condiciones de la compraventa como por ejemplo en dicho contrato de arras, deben constar no solo los datos de las partes y el inmueble, sino también el precio total de la compraventa, la cantidad que se entrega como señal y el plazo máximo para otorgar la escritura. Además, deben indicarse de forma clara las consecuencias o penalizaciones de no otorgarla, tanto para el comprador como para el vendedor del inmueble.

Hablando en términos mas coloquiales dicho contrato serviría para que ambas partes tengan claros los términos de la compraventa y las consecuencias si alguna de las partes declina la compraventa.

¿Cuándo debemos firmar el contrato de arras?

En este punto desde GDZ podemos hablaros con la experiencia de un grupo que procura hacer las cosas bien, la precipitación puede conllevar problemas. Cuando visitamos una vivienda debemos de procurar ver más allá y dejarnos asesorar debidamente y muy importante saber que podemos hacer frente al desembolso económico que supone comprar y adecuar a nuestro gusto una vivienda. Por nuestra experiencia, antes de firmar el contrato de arras, en el cual ya nos arriesgamos a tener una penalización, recomendamos realizar 2 visitas al inmueble, en la primera, llamada “toma de contacto” solo nos solemos fijar en estética, situación del inmueble, servicios, la zona o el barrio. Todos estos términos, son importantes porque serán parte de nuestro día a día, pero debemos tener cuidado porque hay veces que no es oro todo lo que reluce. En GDZ recomendamos una segunda visita antes de la firma del contrato de arras y a poder ser acompañados de un profesional del mundo de la construcción que pueda asesorarnos en los posibles desperfectos que puede tener o no tener una vivienda, de esta forma, vosotros mismo podréis hacer un segundo examen y quedaros mas tranquilos de cara a la compra de vuestro futuro hogar.

Tipos de contratos de arras

Como casi siempre en nuestros posts os dejamos un ultimo tip, en estas líneas os hemos hablado del contrato de arras penitenciales, porque es el que usamos en GDZ al entender nosotros que es el mas justo con las partes y el más fácil de comprender para todos.

Pero, debéis saber que existen tres tipos de contratos de arras:

  • Las arras confirmatorias: En este tipo de contratos el comprador entrega una parte del precio final de compraventa en concepto de señal. Se trata de una garantía del compromiso de celebración del contrato final de compraventa. En caso de incumplimiento por una de las partes, la otra podrá reclamar el cumplimiento o resolución del contrato, y una indemnización por daños y perjuicios.
  • Las arras penales: En este tipo de contrato, si una de las partes incumple, la otra podrá exigir el cumplimiento de la obligación y además el importe acordado por las partes (cláusula penal), que consistirá en una indemnización por daños y perjuicios, que deberán ser probados por la parte perjudicada.
  • Las arras penitenciales: en este tipo de arras, cualquiera de las partes puede desistir unilateralmente el contrato, el comprador perdiendo la cantidad entregada y el vendedor devolviendo el doble de la cantidad que haya recibido. Debes saber que sólo se aplicará cuando se manifiesten sus consecuencias y se haga referencia al artículo 1454 del Código Civil.

Elegir una u otra va a depender de la finalidad del contrato. Es importante que en dicho contrato se especifique el tipo de contrato de arras que es. Si no lo específica, se entenderá que se trata de arras confirmatorias.

 

¡¡¡Con esto nos despedimos hasta la próxima semana!!! Un saludo a todos nuestros lectores y estaremos encantados de responder vuestras dudas.

YOUR COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies