Tipos de suelos para casa: consejos para elegir el más apropiado

No existe un tipo de suelo ideal, sino uno perfecto para cada casa.

El tipo de suelo que elegimos para nuestra casa resulta un elemento esencial que se merece que le prestemos la atención necesaria. Según las características de nuestro hogar, tendremos para elegir varias posibilidades. Acertar en esta decisión no lo podemos dejar al azar, así que ahí van unas ideas y consejos para que no te pierdas en la odisea que puede resultar tener tantas opciones.

Lo primero es que esté a tu gusto. Quien va a disfrutarlo es quien más voz y voto tendrá para elegirlo. A tener en cuenta el material, el color, el tacto… Por ello, podemos plantearnos elegir uno distinto para cada estancia de la casa.

Debemos adaptarnos a un presupuesto y también a los diferentes espacios. Será un elemento diferenciador del estilo en cada estancia y por ello debemos confiarle el asesoramiento y sobre todo la colocación a un “profesional experto

A la hora de decidir entre los diferentes tipos de suelos para casas, debemos tener claro que lo mejor es que sea resistente a nuestro tránsito (y el de nuestra familia) a la humedad, frío y calor, etc…

Hay que prever también la durabilidad del mismo y el cuidado que necesitará, ya que llevar un buen mantenimiento y limpieza será tan importante como la primera elección.

Diferentes tipos de suelos para casas

La sencillez de la madera

Este tipo de suelo es acogedor, da sensación de calidez y confort. No es casualidad que sea uno de los más comunes. Cuenta con la inestimable ventaja de que no hay dos iguales por la singularidad de los nudos y vetas que ofrecen los materiales naturales. Es habitual su instalación en reformas parciales debido a su fácil colocación sin mayores molestias.

El espacio idóneo para este suelo es en habitaciones y salones por donde vayamos a caminar descalzos. Contando con sus mayores virtudes, que son aislantes térmicos y son muy higiénicos.

Por el contrario, no podemos olvidar que es algo más caro, ya no por su instalación, si no por su necesidad de un delicado mantenimiento de limpieza casi diario y un acuchillado periódico.

Entre las dos opciones más aconsejables, parquet y tarima, tenemos que destacar la pieza única y elegante que supone la primera con respecto al puzzle en láminas que entrama la segunda. No obstante, el parquet precisa de cuidados mucho más metódicos por su mayor desgaste y un precio más elevado, frente a una instalación sencilla que ofrece la tarima, junto con su mayor resistencia a cambios bruscos de presión, humedad o temperatura.

 

La moda del VINILO

Desde no hace mucho se ha convertido en el tipo de suelo de moda en gran medida por su durabilidad y la versatilidad de estilos que te puede ofrecer. Suele salir bastante económico, aunque su esperanza de vida gira en torno a su precio.

En los últimos tiempos han surgido múltiples opciones en cuanto a su calidad y diseño. Ya no se utiliza exclusivamente en espacios industriales, su capa de amortiguación para una cómoda pisada y su estética de imitación a otros materiales, combinado al ya mencionado bajo coste, lo han colocado como el material más aconsejable para las habitaciones de los más peques de la casa, para zonas recreativas, o incluso para cocinas y baños.

Destacamos varios puntos rápidos:

  • Aislante térmico y acústico.
  • Versátil y fácil de limpiar.
  • Resistente al agua o a un tránsito concurrido.
  • Su composición plástica impide el crecimiento de bacterias y hongos a la vez que resulta ideal para las personas alérgicas.

 

Tipos de suelos para casa

 

Los clásicos: piedra natural y cerámica

Existen diversas posibilidades si pensamos en los clásicos: mármol, pizarra, granito, cerámicas… Podemos adaptarnos al que más nos guste y no es descartable una mayor inversión inicial ya que su mayor ventaja será su larga durabilidad.

Son tipos de suelo elegantes con una gran belleza tradicional. Además, favorecemos el consumo de un producto nacional de mucha calidad que ha modernizado sus procesos para estar en la cúspide de la fabricación artesanal europea.

Ofrece muchas oportunidades para la decoración general de la casa. El mármol por ejemplo podemos combinarlo también en encimeras y lavabos, y la pizarra o la cerámica con las paredes y exteriores.

Resultan algo fríos ya que perdemos el aislante térmico que sí nos dan las otras opciones. Aún siendo uno de los más limpios y fáciles de mantener, son bastante delicados a rayaduras si la calidad no es buena. Siguen siendo los reyes de cocinas y baños.

 

Tipos de suelos para casa

El minimalismo del MICROCEMENTO.

Objetivamente, estos, entre todos los tipos de suelos para casas, son los más resistentes y una de las opciones más económicas. Como cualquier otro, habrá que pensar antes en la idea decorativa de la casa. Su estética otorga un empaque genial para estilos vanguardistas. A priori puede parecer basto, pero sus distintas tonalidades te dejan jugar con el diseño y patrones.

Tipos de suelos para casa

 

Volvemos a incurrir en la necesidad de confiar en los profesionales su costosa colocación para dar un toque hogareño a la estancia y que no parezca un garaje.

Nuestro hogar es donde pasamos una gran parte de nuestro tiempo, y cada habitación debe estar diseñada para que con sus necesidades y características nos otorgue la mayor comodidad.

GDZ, nuestra inmobiliaria y estudio de arquitectura en Madrid y aconseja por lo tanto tratar cada caso con la personalidad e individualidad que se merece. Un técnico en decoración puede visitarte en tu casa para que le cuentes sobre qué superficie te gustaría pisar.

 

YOUR COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies